Introducción al Latín

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Introducción al Latín

Mensaje por Aurelius el 13/8/2016, 00:58

El latín es una lengua indoeuropea de la cual derivaron todas las lenguas románicas que conocemos hoy en día. La lengua latina se habló durante muchos siglos, e incluso tras la caída del Imperio Romano se mantuvo como lengua de culto.

Nació en el corazón de la península itálica, más concretamente en el Lacio. En un principio convivió con otras lenguas (el umbro y el etrusco al Norte, y el osco y el griego al Sur) pero poco a poco, y debido a la expansión del pueblo romano, el latín se fue extendiendo por gran parte de Europa, Norte de África y parte de Asia.

Es importante puntualizar que, al igual que sucede con todas las lenguas, la latina muestra una clara diferencia entre su forma culta y literaria (más refinada y rígida en cuanto a sus normas) y su forma hablada y coloquial, más espontánea. Esta última se denomina latín vulgar, mientras que la primera se correspondería con el latín clásico. Entre ambas variantes existen diferencias léxicas, morfológicas, fonéticas y sintácticas que iremos observando a su debido momento en nuestra escuela.

Pues bien, lo que los romanos llevaron por todo su imperio fue el latín vulgar (hablado por soldados, mercaderes y magistrados), y fue precisamente a partir de esa variedad lingüistica, y de su fragmentación, de donde nacieron las lenguas romances como el castellano, el francés, el gallegoportugués, el italiano y el catalán, entre otros.

En cuanto al latín más culto y académico, podemos distinguir diferentes fases a lo largo de su historia:

  • Latín arcaico (del s.III al s.I a.C), reflejado en las obras teatrales de Plauto y Terencio.

  • Latín clásico (desde el s.I hasta la muerte del emperador Augusto, en el año 14 d.C.). Es el latín de los grandes autores César, Tito Livio y Horacio.

  • Latín postclásico (primeros siglos de nuestra era). Tenemos muestras en las obras de Tácito y Marcial.

  • Latín medieval (siglos V a XV). Se mantuvo como una lengua de cultura y gran prestigio. Fue la lengua en la que se enseñaba en las universidades y se escribían tratados políticos, científicos y religiosos.

  • Latín humanístico (s. XVI). Algunos pensadores y científicos, como Erasmo de Rotterdam, siguieron escribiendo latín en sus obras.
avatar
Aurelius
Legionario

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Localización : Complutum

Volver arriba Ir abajo

Re: Introducción al Latín

Mensaje por Aurelius el 22/8/2016, 16:25

La morfología, del griego μορφή (forma) y λογία (estudio), es la parte de la lingüística que se ocupa del estudio de la forma y de los constituyentes de las palabras. Unos conocimientos básicos de morfología son imprescindibles para abordar el estudio de cualquier idioma. Aquí trataremos de manera resumida los aspectos más importantes del latín, dando por supuesto que el estudiante conoce ya los rudimentos gramaticales de la lengua castellana.

1. Las partes de la oración en latín son ocho: sustantivo, adjetivo, pronombre, verbo, adverbio, preposición, conjunción e interjección. Son invariables: adverbio, preposición, conjunción e interjección. Son variables: sustantivo, adjetivo, pronombre y verbo.

2. El latín carece de artículo. Cuando se traduce al castellano hay que suplirlo. El sentido nos indicará en cada caso si debemos usar el artículo definido o el indefinido. Así rosa en latín podría traducirse como "la rosa" o "una rosa" indistintamente.

3. El latín posee tres géneros: masculino, femenino y neutro. En general son masculinos los nombres de varón, pueblos, ríos, vientos y meses. Son femeninos los de mujer, ciudades, países, islas y árboles. Los nombres neutros, que por lo común se refieren a cosas inanimadas, suelen distinguirse de los demás por terminaciones especiales.

4. Las palabras variables tienen en latín dos números, como en castellano, singular y plural.

5. Las distintas funciones que un nombre puede desempeñar en la oración, que en castellano se expresan por medio de preposiciones, en latín se indican mediante terminaciones distintas, llamadas desinencias. Las formas que revisten los nombres al tomar las distintas desinencias se llaman casos. El sustantivo latino tiene seis casos: nominativo, vocativo, genitivo, dativo, acusativo y ablativo. El conjunto de los casos en que un nombre puede encontrarse, tanto en singular como el plural, recibe el nombre de declinación.

6. Lo que queda de un nombre al separar de él las desinencias de caso recibe el nombre de tema. Raíz es lo que queda de una palabra una vez que se ha separado de ella todos los prefijos y sufijos; suele ser común a una familia de palabras, y es el elemento portador del sentido fundamental de estas. Así am- es la raíz de todo el grupo amor, amator, amicus, etc.
avatar
Aurelius
Legionario

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 12/08/2016
Localización : Complutum

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.